domingo, 16 de enero de 2011

El resurgir del 'manquepierda'


El partido de Copa ante el Barcelona ha traído consigo el resurgir del mítico 'manquepierda'. Seña de identidad intrínseca del beticismo que se había pérdido en estas épocas convulsas por las que últimamente ha pasado el club verdiblanco. El aficionado bético se encuentra orgulloso de la gran imagen que dio su equipo ante el Barcelona, y todo ello pese a la abultada derrota. Pero ciertamente, el equipo helipolitano cayó con más dignidad que muchos de los 'súper equipos' que ya han pasado esta temporada por el Camp Nou.

Mel es el artífice de la gran imagen que dejó el conjunto de las trece barras ante el que actualmente es, sin duda, el mejor equipo del mundo. El técnico madrileño planteó un partido valiente e intentó jugar de tú a tú al Barcelona, algo que no todos los entrenadores son capaces de hacer. El resultado fue que el equipo heliopolitano aguantó más de una hora y puso en verdaderos apuros a los azulgranas. Y todo ello, pese a la diferencia de plantilla, presupuesto y, como no, de categoría. Ya hubiese querido el 'galáctico' Mourinho para sí el planteamiento con que se presentó el Betis en el césped del coliseum barcelonista. Es meritorio que un equipo que milita en Segunda División salga a intercambiar golpes y a intentar jugarle a un conjunto que cuenta en sus filas con la columna vertebral de la España campeona del Mundo y con el mejor jugador del planeta. Por ello, se puede ver como lógico el marcador de 5-0. Pero realmente fue excesivo e injusto para los méritos realizados por unos y otros. Los verdiblancos merecieron marcar algún gol.

El trabajo de los jugadores béticos fue brillante y encomiable. Gran partido de Casto que fue el que más trabajo tuvo y que lo solventó con paradas de mérito. Fue el mejor del Betis pese a los cinco goles encajados, en los que poco pudo hacer. Pero lo que el conjuto de La Palmera realmente notó fueron los cambios de Beñat e Iriney. Curiosamente la oleada de goles blaugrana coincide con la salida de estos dos jugadores del terreno de juego. Lo cierto es que con la entrada de Juande el conjunto helipolitano perdió la solidez que hasta ese momento había mostrado. El motrileño se muestra bastante blando y frío, algo que por desgracia está siendo lo habitual durante toda la temporada. Eso unido al cansancio y al recital de juego que dieron Messi e Iniesta, privaron a los verdiblacos de llegar con la eliminatoria viva al Villamarín.

El Betis está virtualmente eliminado del torneo del KO. Levantar cinco goles al Barcelona es más que una quimera. Pese a ello esta eliminatoria sólo se puede dejar cosas positivas en el seno verdiblanco, porque tras varios años el Betis vuelve a ser noticia por sus gestas deportivas.

1 comentario:

frank dijo...

Hi, I came across your site and wasn’t able to get an email address to contact you. Would you please consider adding a link to my website on your page. We are happy to offer you a 10% discount to our Online Store if you do so. Please email me back and I would be happy to give you our link.

Thanks!

Frank
frank641w@gmail.com